La Universidad de Pretoria y el uso de Blackboard Collaborate

SHARE THIS POST

La Universidad de Pretoria utiliza Blackboard Collaborate como apoyo a la enseñanza, el aprendizaje y para aplicar algunas tareas administrativas durante el cierre de las instalaciones.

Recientemente, el cierre general de instituciones de educación superior en Sudáfrica no ha sido un fenómeno nuevo, ya que el país ha experimentado varias interrupciones severas en sus programas académicos universitarios.

Durante estos períodos de interrupción, impulsados principalmente por movimientos sociales y políticos, las universidades han tenido que adoptar estrategias de aprendizaje en línea para adaptar a sus estudiantes y profesores. Sin embargo, la actual pandemia de COVID-19 está imponiendo demandas sin precedentes a las instituciones de educación superior para garantizar la continuidad académica, en medio de un cierre que todavía podría continuar por algún tiempo.

En la historia contemporánea, durante el período comprendido entre 2015 y 2017, las universidades sudafricanas han tenido que soportar períodos prolongados de disturbios violentos y cierres resultado de protestas dirigidas por estudiantes como #RhodesMustFall y #FeesMustFall, los cuales afectaron a la mayoría de las universidades públicas del país.

Para completar el año académico, se permitió a las universidades encontrar soluciones de aprendizaje combinado, para asegurar cierta semejanza con la continuidad escolar. Como en ese momento el aprendizaje totalmente en línea era un concepto nuevo para las universidades del país, se dejó que cada institución adoptara un enfoque propio. Los tratamientos adoptados a menudo estaban respaldados por decisiones alrededor de la capacidad tecnológica de cada institución y las limitaciones en cuanto a las soluciones digitales.

Mantenerlo Simple

“Esta situación vino acompañada de las presiones adicionales como el proporcionar capacitación para el personal docente, que tuvo que familiarizarse con la nueva tecnología. Significativamente esta fue una curva de aprendizaje para las universidades, muchas de las cuales se dieron cuenta de que tenían que aprovechar sistemas preexistentes, adaptarse a los dispositivos y a la tecnología disponible para los estudiantes al tratar de mantener las cosas lo más simple posibles”, dijo Robert Speed, Vicepresidente de Oriente Medio y África para Blackboard.

“También fue una revelación a nivel mundial para muchas instituciones de educación superior en términos referentes a sus ofertas de tecnología y cómo eran recibidas por estudiantes y profesores, específicamente desde una perspectiva de usabilidad. Todos consideraron que esto también debería ser una oportunidad para que las universidades del país tomaran nota y mapearan sus futuras necesidades tecnológicas “, agregó Speed.

La actual pandemia de COVID-19 es posiblemente el evento más disruptivo en la historia del sector educativo globalmente, y las universidades de Sudáfrica se encuentran de manera similar en un espacio donde el aprendizaje en línea se está consolidando como la nueva normalidad.

“Aquellos que han sido los primeros en adoptar soluciones de aprendizaje digital, o aquellos que aprendieron algunas lecciones de los cierres anteriores y mapearon sus necesidades de implementación de tecnología, deberían tener mayores facilidades para adaptarse al nuevo modelo, a medida que las universidades de todo el país reabran en línea”. dijo Speed.

Casos tempranos de adopción.

La Universidad de Pretoria (UP) es una de esas instituciones, que adoptó soluciones de aprendizaje digital desde 1998. Y en 2011, la Universidad implementó Blackboard Collaborate, una solución de aula virtual que impulsó la enseñanza en línea y que inicialmente se utilizó para proporcionar apoyo continuo a los profesores para facilitar programas de postgrado en África.

Collaborate Ultra hizo que la enseñanza y el aprendizaje en línea fueran mucho más fáciles. Grabar y reproducir sesiones fue sencillo y se integraba a la perfección con la nueva aplicación Blackboard Student. El cierre de la Universidad en 2016 contribuyó a un mayor uso de Collaborate. En los años siguientes, en promedio, se lanzaron más de 10,000 sesiones con un promedio de más de 17,000 usuarios que asistieron a las sesiones de Collaborate en 2018 y 2019”, dice Dolf Jordaan, Subdirector de E-Learning y Desarrollo de Medios.

Jordaan agregó que, posteriormente, las clases de preparación de pruebas o los mismos exámenes se convirtieron en un caso de uso frecuente para la solución e incluso se usaron en conferencias como parte de un enfoque de “aula invertida”, donde proporcionan contenido grabado para que los estudiantes vean antes de asistir a la clase. El valor de la tecnología también se muestra a través de su uso por un profesor retirado para proporcionar sesiones de tutoría en línea a los estudiantes. El profesor Lou Pretorius valora las funciones disponibles en Collaborate para interactuar con los estudiantes y resume esto de la siguiente manera:

“La característica sobresaliente de Collaborate que ha sido de gran ayuda tanto para los estudiantes como para mí durante los últimos cuatro años es la herramienta de votación. A los estudiantes se les da un problema, y para cuando les hago la pregunta de sondeo adecuada, rápidamente sé cuántos estudiantes entienden el trabajo y cuánto queda por explicar”.

También se usó la plataforma durante conferencias para apoyar a los estudiantes en cuanto a consultas y apoyo de posgrado, mientras que los estudiantes colaboraraban para hacer presentaciones de proyectos. Collaborate permite a los profesores grabar sus sesiones y brindar a los estudiantes que se perdieron una sesión en vivo, la oportunidad de acceder a la versión grabada. La Dra. Angelique Kritzinger valora Collaborate como “una herramienta realmente útil para enseñar fuera de clase. Como conferencistas de un gran grupo, lo hemos estado utilizando para revisión fuera del horario normal de clase presencial durante varios años con gran éxito. A los estudiantes les encanta poder interactuar en un entorno menos formal con los profesores y están más dispuestos a hacer preguntas durante estas sesiones”.

Los eventos en 2020 cambiaron significativamente el valor de Collaborate como una plataforma segura, estable y escalable. Blackboard, en colaboración con Amazon Web Services (AWS), invirtió en recursos adicionales para permitir que las universidades brinden apoyo continuo a los estudiantes y al personal académico para mantener la enseñanza y el aprendizaje.

Collaborate ha ocupado un papel importante durante las últimas semanas y también lo hará en los próximos meses para brindar apoyo a los estudiantes y al personal durante la pandemia. Como tal, la continuidad académica puede facilitarse durante el período de cierre nacional, que puede ser más largo de lo esperado”, dijo Jordaan. La posibilidad de proporcionar apoyo para que la Universidad continúe es de suma importancia ya que se hace notable no solo desde el cierre de la Universidad, sino también a través de su utilización para brindar apoyo al Liderazgo Ejecutivo de la Universidad. El profesor Norman Duncan, Subdirector Académico, de la Universidad de Pretoria, describe su experiencia con Collaborate de la siguiente manera:

“Como persona no tecnológica, estoy extremadamente impresionado con Bb Collaborate. Si bien es sofisticado y avanzado en lo que ofrece (la función de grabar audio y video, el intercambio de documentos, la posibilidad de presentación de PowerPoint, el sondeo), es extremadamente fácil de utilizar. Es un activo invaluable no solo para profesores y estudiantes, sino también para otros miembros de la comunidad universitaria, como los administradores”.

El valor de Collaborate para apoyar la enseñanza y el aprendizaje durante la reciente pandemia de COVID 19 es visible en los datos de los primeros días de mayo de 2020, cuando las actividades de enseñanza se reanudaron en línea durante el segundo trimestre en la Universidad de Pretoria. La institución creó una solución única para que los estudiantes y el personal accedan a los Servicios UP. En los primeros 11 días de mayo de 2020, se lanzaron un total de 15,749 instancias de sesión y 74,694 usuarios asistieron a clases en Collaborate.

“La universidad, como en 2016, experimentará el valor de su asociación con Blackboard y AWS como líderes mundiales específicamente a través de su dependencia del uso de Collaborate, integrado en el Sistema de gestión de aprendizaje de Blackboard“, concluye Jordaan.