Universidad de Albizu equipo

Universidad Albizu: cómo enfrentar con éxito los desastres naturales con la ayuda de Blackboard

SHARE THIS POST

Fundada en 1966, la Universidad Albizu se estableció como el primer instituto profesional de psicología en Puerto Rico. Hoy en día esta institución cuenta con tres sedes: en Miami (Estados Unidos), San Juan y Mayagüez (Puerto Rico) y con tres clínicas de entrenamiento que son la Clínica de Salud Mental de la Comunidad, la Clínica de Patología del Habla y Lenguaje ubicadas en Puerto Rico y el Goodman Psychological Services Center que es un centro especializado para estudiantes del doctorado en psicología clínica, ubicado en Miami. 

Adicionalmente, y con más de 2000 estudiantes, la universidad cuenta con programas en administración de empresas, habla y lenguaje, y educación, así como Doctorados en Servicios Humanos, Filosofía en Psicología y Psicología Clínica. También, la institución ofrece los servicios de educación continua para ayudar a egresados en su desarrollo profesional, estos cursos están enfocados en las áreas de la salud y el bienestar mental.

En 2017, las sedes de Puerto Rico enfrentaron uno de los más intensos huracanes de los últimos años, el huracán María. Este desastre natural dejó con su paso daños en la infraestructura vial y energética de la isla, además de pérdidas humanas, razón por la que Puerto Rico tuvo que ser catalogada como Zona de Desastre Federal por la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias o FEMA encargada de los desastres naturales en Estados Unidos.

Sumado a lo anterior, el sector educativo también se vio afectado por la cancelación de clases en varias instituciones(Inlcuidas escuelas primarias, secundarias y universidades) a causa de los daños generados en la infraestructura, por la falta de agua y de energía eléctrica. Sin embargo, la Universidad Albizu por su parte, reestructuró toda su agenda académica para poder seguir ofreciendo sus clases y Blackboard fue el ambiente digital de aprendizaje ideal para lograrlo.

Gracias a que la institución contaba con un generador de electricidad y servicio de internet, los profesores continuaron publicando actividades y materiales en Blackboard Learn y así los estudiantes podían acceder a los cursos y realizar sus tareas con éxito. Estas actividades curriculares podían ser realizadas desde sus casas o en la misma institución, incluso algunos estudiantes salían a las carreteras a buscar señal desde sus celulares para poder acceder a los contenidos y a las comunicaciones que los profesores enviaban.

“El mayor reto fue volver a la normalidad para que no se afectara el proceso educativo de los estudiantes ni el funcionamiento de las clínicas.  Razón por la que las herramientas de Blackboard fueron la clave del éxito, aun cuando en muchos lugares no había sistema eléctrico y las comunicaciones estaban interrumpidas, en la Universidad Albizu logramos la meta y terminamos el semestre según estaba establecido”. Afirma el Dr. Julio Santana, Rector de la Universidad Albizu en Puerto Rico.

Blackboard fue el principal aliado de la universidad para la distribución de los contenidos y la reorganización del calendario académico, “Blackboard ha sido la mejor solución para garantizar el acceso y el aprendizaje ajustado a los tiempos y a las necesidades de los estudiantes” dice Santana. Es así como la Universidad Albizu reemplazó los espacios físicos por un ambiente digital de aprendizaje logrando de esta manera la innovación académica.

Paralelamente al desastre, los beneficios que ha traído la tecnología y especialmente el ambiente digital de aprendizaje han sido muchos. “Blackboard ha permitido que nuestros estudiantes tomen sus clases en diferentes modalidades como son los cursos en línea, los cursos híbridos y los cursos apoyados en la plataforma. Ahora, comenzaremos con los cursos de Educación Continua”.Agregó Santana.

Otro beneficio de Blackboard, que ya cuenta con más de 2000 usuarios activos, es que ha aumentado la tasa de matriculación de estudiantes primerizos. Esto se debe a que han creado cursos preparatorios en línea en Blackboard Learn, que se destacan por tener horarios flexibles. De esta manera, los nuevos estudiantes pueden programar a su beneficio los horarios de clases.

Además, el aumento en la participación estudiantil ha sido muy positivo; ahora mismo, la mayoría de los 250 cursos tradicionales que se dictan por semestre cuentan con algún complemento en la plataforma. De las herramientas que más sobresalen y resultan útiles tanto para profesores como estudiantes están: los foros de discusión, el registro de notas, y la carga de materiales y recursos. Todas estas, resultaron esenciales durante el desastre natural y fueron clave para consolidar la relación entre profesores y estudiantes. Según los planes de expansión en el área de tecnología educativa de la Universidad Albizu, se encuentra la creación de cursos en modalidad Flipped Classroom, para lo cual Blackboard Collaborate será fundamental en la transmisión de cursos previamente grabados por los profesores. Otra de las estrategias tecnológicas apoyadas por Blackboard es la creación de cursos en línea de alcance internacional, pues la Universidad está creando vínculos con otras universidades de Latinoamérica para el intercambio de cursos y ofertas de educación continua.  

Retos para futuro

El reto para la universidad sigue siendo grande en cuanto a los desastres naturales, pero han aprendido de la experiencia que les dejó el huracán María. “Tenemos “backup” en el Recinto de Miami y el Centro Universitario de Mayagüez para atender cualquier situación de manera que si una de las localidades se afecta la otra pueda ofrecer apoyo”, comenta Santana.    

Además, la universidad cuenta con un plan preventivo en caso de advertencia de huracán el cual está revisado y ajustado tanto para el área administrativa como para el área académica y para las clínicas. Los sistemas de comunicación internos también fueron revisados y ahora cuentan con los equipos apropiados para una comunicación oportuna.  Asimismo, las instalaciones se repararon y se reforzaron para prevenir consecuencias iguales o similares a las de los Huracanes Irma y María.

En estas condiciones, la Universidad Albizu ya va un paso más adelante y están más preparados para enfrentar este tipo de desastres naturales que ocasionalmente azotan a la isla. Gracias a aliados como Blackboard, que se ajusta a las necesidades de los profesores, estudiantes y del personal administrativo, se puede garantizar el continuo acceso a la educación en tiempos difíciles y esto la universidad lo tiene muy claro.