Photo Chris Howls, Professor of Applied Mathematics within the Mathematical Sciences Department, director of the University Doctoral College at the University of Southampton

El uso de videos embebidos para mejorar la experiencia de aprendizaje

SHARE THIS POST

Este artículo fue publicado originalmente el 08/28/2018 en E-Learn Magazine. Lea la versión en inglés aquí

El uso de videos es un recurso valioso que presenta contenido atractivo a los estudiantes y les proporciona una opción para aprender a su propio ritmo. La implementación de conferencias grabadas con el objetivo de dar a los alumnos diversas opciones para acceder al contenido, hacer preguntas y prepararse para las evaluaciones, ha hecho del curso Cálculo Multivariable, dentro del Departamento de Ciencias Matemáticas, uno de los ganadores en los Premios Blackboard & VLE 2018. Los premios son promovidos por la Universidad de Southampton para destacar y difundir enfoques innovadores en el uso del ambiente virtual de aprendizaje (VLE, por sus siglas en inglés). Desde 2012, la iniciativa ha reconocido las mejores prácticas entre las 65 áreas de estudio ofrecidas por la institución.

Chris Howls, Profesor de Matemática Aplicada en el Departamento de Ciencias Matemáticas, Director del Colegio Doctoral Universitario de la Universidad de Southampton y Director del curso galardonado, comenzó a grabar sus clases para mejorar el acceso a los contenidos y brindar a los estudiantes más oportunidades de aprendizaje. Él dice que la idea le llegó a partir de una experiencia personal y se inspiró en un hecho que observaba a diario. “Empecé a usar videos cuando me di cuenta de cómo mi hija adolescente estudiaba para los exámenes de matemáticas. Detallé que a menudo iba a YouTube y buscaba problemas explicados. De repente, se me ocurrió una gran idea y entendí que ese era el camino más obvio para capturar la atención de los estudiantes y ayudarles a captar el contenido”.

Su experiencia en la implementación de videos embebidos fue precedida por un uso más elemental del ambiente virtual de aprendizaje. Menciona que utilizó otra página web para sustentar sus clases cuando el VLE no se usaba tan ampliamente como hoy en día, y el resultado fue que el módulo no tenía muchas de las funciones que la institución tiene a su disposición en la actualidad.

“Hace unos años, en el departamento de Matemáticas, todos usábamos páginas web, y cuando la universidad adoptó Blackboard Learn, se hizo mucho más fácil usar el VLE para suministrar toda la información necesaria sobre los cursos como apuntes de clases, hojas de problemas y documentos posteriores al examen que los estudiantes necesitaban… todo se volvió mucho más fácil de incluir en el VLE”.

Tener un VLE estandarizado ha traído muchos beneficios a la facultad, como el acceso a comentarios automatizados y recursos para apoyar a los estudiantes con dificultades. Gracias a esto, los profesores conocen las debilidades de sus estudiantes y pueden ayudarlos generando e integrando contenido en el VLE que solucione las dudas de muchos estudiantes a la vez.

Howls asegura que el aprovechamiento de las características del VLE se ha convertido en una norma dentro de Universidad de Southampton, y se definió un conjunto de requisitos para que cada curso proporcione características específicas y contenido digital. “Ahora los estudiantes saben que si van al VLE encontrarán un buen nivel de información. Es altamente conveniente para los estudiantes contar con el contenido que esperan recibir y saber dónde pueden encontrarlo”.

Expansión de las oportunidades de aprendizaje

Cada estudiante tiene un proceso de aprendizaje único, por lo cual la flexibilidad para mantenerse al día con el contenido les ayuda a encontrar el método más adecuado para su estilo de aprendizaje. Las videoconferencias pueden beneficiar a los estudiantes de diferentes maneras, según sus necesidades, preferencias o tiempo disponible. Además, el uso de videos embebidos es un método que ahorra tiempo y ayuda a los estudiantes a tener confianza para hacer preguntas durante la clase.

“La naturaleza humana nos lleva a evitar demostrar que no entendemos algo cuando otros sí lo hacen. Sin embargo, en el VLE, los estudiantes pueden ver la conferencia tantas veces como lo necesiten. Por lo tanto, es posible que no hagan la pregunta en la conferencia, sino que vean los videos sobre el tema. También pueden venir después y pedir que grabe un video donde explico lo que necesitan. A menudo recibo correos privados con peticiones de ese tipo”.

“Podía hablar directamente con alumnos que tenían dificultades individuales, o podía solamente grabar un video y subirlo (lo cual lo hace útil para toda la clase), y si hay otros estudiantes con el mismo problema, se benefician también del video. Al compartirles el video, es casi como estar con cada uno de ellos “, agrega.

Los videos embebidos también se utilizan para reforzar algunos puntos, como la revisión del contenido, o para lograr un acceso más personalizado al contenido. Howls señala que los estudiantes usan conferencias grabadas como un recurso adicional a las clases presenciales, a menudo para ayudar con las tareas. “Puedo grabar un video sobre un problema similar a la tarea, para que vean los videos en Blackboard Learn y obtener una idea más clara de cómo resolverlos”.

Otro beneficio adicional del uso de videos embebidos es la capacidad de recibir comentarios automáticos mediante el seguimiento de las interacciones de los estudiantes con los recursos proporcionados. Al hacerlo, los profesores pueden controlar a qué contenido están accediendo los alumnos y saber qué partes del curso, o incluso qué temas de una conferencia en particular, les resulta difícil a los alumnos. Esto permite a los profesores concentrarse en ejemplos para resolver problemas específicos y abordar las dificultades de los estudiantes.

Método y disciplina

En resumen, el método adoptado por el Profesor Howls para proporcionar a los estudiantes un enfoque de aprendizaje combinado consiste en un proceso de dos pasos: el primero es grabar las conferencias, y el segundo es embeber los videos a Blackboard Learn, creando así una biblioteca de videos virtuales con lecciones y problemas matemáticos disponible para los estudiantes. Aquí él explica cómo funciona:

“Grabo los videos usando Panopto o en un iPad usando Explain Everything. Estos se cargan en nuestro repositorio local de CourseCast. Luego, incorporo los videos como un enlace web en Blackboard Learn. Tengo carpetas con videoconferencias y ejemplos de trabajo, cada una sobre un tema en particular, y los estudiantes pueden acceder a ellas cuando lo deseen.

De verdad disfruto haber aprendido a utilizar Blackboard Learn. Se necesita conocimiento adicional para incorporar videos, pero una vez que lo aprendes, los recursos son ilimitados”, dice Howls.

Howls señala que tanto la consistencia y constancia del personal es tan importante como el método escogido. “Independientemente del método, es esencial crear un flujo de trabajo dedicado al VLE. Cuando creas una rutina, los estudiantes ya saben que regularmente conseguirán nuevo material interesante cuando accedan al contenido digital. Y una vez que se establece un flujo de trabajo eficiente, hay que apegarse a él”. 

Difusión de los videos embebidos

Se alienta a los ganadores de los premios a que compartan sus mejores prácticas y las características ganadoras con sus compañeros a través de una serie de talleres. El Profesor Howls ya está alentando a su personal a mejorar el aprendizaje combinado a través de videos embebidos. Debido al éxito de las videoconferencias, el Prof. Howls decidió contribuir al mayor uso de este recurso en toda la institución. De esta manera, hizo una campaña para lograr este objetivo, y junto con sus colegas, lanzó una biblioteca de videos.

“Si de inspirar a mis compañeros se trata, yo logré inspirar a un colega para que estableciera un club de grabación. Durante las vacaciones, dejamos todo de lado durante unos días y grabamos lo que terminó siendo unas 20 horas de problemas matemáticos. Las matemáticas no cambiarán, así que una vez que grabamos las conferencias, se pueden usar en cualquier momento”, explica Howls.

La iniciativa está en curso, pero ya hay una gran cantidad de videos y conferencias grabados disponibles para todos los módulos dentro del Departamento de Ciencias Matemáticas. “Estamos construyendo una biblioteca con estos problemas, y ahora, cada vez más personas están grabando y compartiendo videos. Nos sentimos motivados por el éxito que tuvimos el año pasado, así que fue fácil convencer a los colegas; esperamos que esto conduzca a un mayor uso del VLE en matemáticas”, explica.

Notes:

Planes a futuro

Luego de obtener buenos resultados con los videos integrados para apoyar a los estudiantes y crear un enfoque de ahorro de tiempo para el profesorado, ahora Howls tiene la intención de compartir su conocimiento y experiencia con otros departamentos y alentar a los profesores que aún mantienen un enfoque más “tradicional” hacia el aprendizaje.

“Muchos profesores adoptaron la tecnología y están muy emocionados, y ahora queremos alentar a los miembros más tradicionalistas del personal. Quiero hacer conferencias para colegas de otras áreas temáticas que podrían estar interesados en hacer esto. Cuando hago talleres, uno de los puntos principales es cómo superar el bloqueo inicial. Por ejemplo, algunas personas se preocupan por escuchar sus voces en un video. Cuando grabo un video, siento que estoy hablando con cada individuo y no con un aula impersonal”, concluye Howls.

Photos by: AFP – Glyn Kirk