Photo Dr. Tahani Aldosemani, vice-dean of Information Technology and Distance Education at Prince Sattam Bin Abdulaziz University

El aprendizaje en línea como herramienta para empoderar a las mujeres en Arabia Saudita

SHARE THIS POST

Este artículo fue publicado originalmente el 09/06/2018 en E-Learn Magazine. Lea la versión en inglés aquí

En un país donde se enseña por separado a hombres y mujeres, desde la escuela (K-12) hasta la educación superior, el uso de tecnologías para el aprendizaje en línea puede marcar una diferencia radical en la creación de un ambiente educativo más sólido, que beneficie particularmente a las estudiantes. ‘E-Learning Pioneers’, ganador del Blackboard Catalyst Award 2018, es una iniciativa de la Dr. Tahani Aldosemani de la Prince Sattam Bin Abdulaziz University (PSAU, por sus siglas en inglés) en Arabia Saudita, cuyo objetivo es brindar a las estudiantes y profesoras un mayor acceso al ambiente de aprendizaje de la universidad para promover la inclusión y la igualdad de oportunidades en el aprendizaje.

Desde la década de 1960, cuando se introdujo oficialmente la educación para mujeres en el sistema educativo de Arabia Saudita, tanto hombres como mujeres han sido segregados por su género desde la escuela primaria hasta la educación superior. Las universidades del país también aplican esta separación, e incluso los profesores deben ser del mismo género que sus alumnos1. Esto, aunado a la prohibición de que las mujeres puedan conducir (la cual se eliminó apenas en junio de 20182), convirtió la desigualdad de género en un factor crítico para la educación de la mujer en Arabia Saudita, sin dejar de lado el enorme impacto que esto tiene en la educación y el desarrollo económico del país.

Por suerte, el aprendizaje en línea se convierte en una herramienta fundamental en lo que respecta a unir a las personas. ‘E-Learning Pioneers’ es una iniciativa  que empodera a las profesoras capacitándolas en el uso de las distintas soluciones de Blackboard, como Blackboard Learn, para que ellas, a su vez, eduquen en línea a miles de alumnas de las facultades para mujeres de la institución.

“La idea original era lograr que los instructores de la universidad, quienes fueron los primeros en adoptar las herramientas de Blackboard, capacitaran a otros pares en sus universidades. De esta forma, más profesores podrían aprender sobre plataformas y herramientas de e-learning, y así difundir el conocimiento a más estudiantes”, comparte la Dra. Tahani Aldosemani, vice-dean of Information Technology and Distance Education en la Prince Sattam Bin Abdulaziz University.

La tradición que no permite que un docente pueda enseñar a alumnos de diferente sexo no aplica para clases por videoconferencia y esto fue un aspecto clave para el éxito de la iniciativa, pues permitió que profesores y profesoras de cualquier facultad de la universidad pudiesen capacitarse y enseñar en la modalidad en línea. Otra manera en la que ‘E-Learning Pioneers’ ha beneficiado a las mujeres tiene que ver con la prohibición de conducir, pues los campus de la universidad se encuentran en diversas regiones del país y las clases en línea minimizaron la necesidad de traslados.

Desde el inicio de ‘E-Learning Pioneers’ en 2017, 15 profesores han participado en los talleres de seis semanas. Cada coordinador o aprendiz que recibió la capacitación original de Blackboard pudo transferir el aprendizaje a otros profesores quienes luego, a su vez, podrían transmitirla a los estudiantes; a la fecha, más de 3.000 alumnas se han beneficiado de la iniciativa. Aparte de aprender a manejar la herramienta Blackboard Learn a su pleno potencial, la capacitación también incluyó diversos temas como estrategias de aprendizaje en línea (incluyendo la enseñanza en línea, clases invertidas y estrategias de micro-enseñanza) y estándares de calidad sobre aprendizaje en línea (Importancia de la calidad). “Los profesores podían ahondar mucho más en lo que respecta a las herramientas de aprendizaje en línea, pues aprendieron sobre características tales como aulas virtuales, exámenes electrónicos, evaluaciones, manejo de discusiones y grupos, la Biblioteca Digital Saudí, entre otras”, explica la Dra. Aldosemani.

Adicionalmente, tanto los profesores como los alumnos han aprendido sobre los cursos en línea abiertos y masivos (MOOC), los cuales permiten a los estudiantes acceder a cursos virtuales alojados en instituciones de aprendizaje en línea internacionales como Edex, Coursera, MIT Online y otros. ‘E-Learning Pioneers’ también ha publicado y distribuido revistas digitales e impresas para concientizar sobre las soluciones de aprendizaje en línea, e incluso ha creado infografías sobre estos temas que incluyen códigos QR con vínculos directos a MOOC y otras aplicaciones.

Las 4 metas principales de E-Learning Pioneers

1. Brindar a las alumnas y profesoras un mayor acceso y soporte especial en cuanto al ambiente digital de aprendizaje de la universidad, especialmente, para aquellas que cursan o trabajan en facultades remotas.

2. Concientizar sobre la suite de soluciones de Blackboard y de todos sus posibles usos, así como otras herramientas, características y recursos tecnológicos educativos.

3. Aumentar la motivación de las alumnas y profesoras para adoptar soluciones de aprendizaje en línea.

4. Crear una cultura de aprendizaje en línea que permita que las alumnas se beneficien de los conocimientos de diversos profesores, sin importar su sexo.

El papel de las redes sociales en la participación

La Dra. Aldosemani recuerda que el uso de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp y de la red social Twitter fueron clave para aumentar la participación en la iniciativa ‘E-Learning Pioneers’. “Yo incluso usé mi cuenta personal de Twitter para celebrar y compartir lo que estos pioneros habían hecho con la comunidad universitaria. La idea era motivarlos subiendo fotos de sus logros”, recuerda la vicedecana.

También se crearon tres grupos de WhatsApp para ayudar a los participantes a intercambiar información sobre la iniciativa: uno, creado para los administradores (decanos y vicedecanos de las facultades) para facilitar el trabajo del personal de ‘E-Learning Pioneer’; otro del personal de TI para brindar soporte técnico a los participantes; y el tercero, de los mismos participantes de la iniciativa para compartir sus experiencias con sus pares. “Igualmente, utilicé la aplicación para brindarles mucho apoyo y motivación”, dice la Dra. Aldosemani.

El futuro de E-Learning Pioneers

De acuerdo con la vicedecana, el año que viene se expandirá la iniciativa ‘E-learning Pioneers’ a las facultades para hombres con el fin de ofrecer a esos estudiantes el conocimiento al cual no pueden acceder actualmente debido a las normas de segregación en Arabia Saudita. “Estamos agradecidos y honrados por recibir el Blackboard Catalyst Award, y queremos avanzar aún más con la iniciativa y regularizar el aprendizaje en línea en Arabia Saudita,” comparte la Dra. Aldosemani.

“Fui contactada por muchas decanas en Arabia Saudita que desean aplicar la misma iniciativa en sus universidades. Por lo tanto, creo que el impacto no fue solo sobre mí y sobre la Prince Sattam Bin Abdulaziz University, sino sobre otras instituciones en el área. Esta ha sido una experiencia fortalecedora”, concluye.

Qué dicen los participantes sobre la iniciativa

    • “Los programas de capacitación que recibimos por parte de los Decanos de las facultades de Tecnologías de la Información y Aprendizaje a Distancia fueron excelentes, pues nos brindaron las habilidades y conocimientos necesarios para capacitor a otros. Me gustó particularmente el aspecto práctico y el enfoque uno a uno de la capacitación, así como los efectivos materiales y portafolios. El apoyo y motivación que recibimos constantemente me animó a hacer más por mi facultad y a implementar nuevas iniciativas de aprendizaje en línea para los alumnos” – Maraheb Alrashedi, Diseñador instruccional y Especialista de Aprendizaje en línea de la Facultad de Ciencias Sociales de la PSAU en Al-Kharj
    • “Comencé la planificación del programa de capacitación de la facultad luego de asistir a los programas de capacitación del Decanato y lo adapté a las fortalezas y debilidades de los profesores y alumnos, lo cual desembocó en la implementación de un programa integral de capacitación. Pienso que la iniciativa es excelente en cuanto a la efectividad del programa de capacitación y la calidad tanto a nivel de los materiales como de la promoción de la capacitación.
      Empecé la capacitación con un número limitado de alumnos, y luego de examinar mis habilidades para capacitar aumenté ese número. Las sesiones se hacían con grupos de cinco personas, y a cada grupo le asignaba un supervisor (los primeros profesores que adoptaron el aprendizaje en línea en sus fases tempranas) para hacer seguimiento a los alumnos y brindarles apoyo cuando lo necesitaran. Adicionalmente, los alenté a que enviaran preguntas o comentarios durante las sesiones, y les pedí que contestaran algunas preguntas de retroalimentación sobre su satisfacción en cuanto a los programas de capacitación de aprendizaje en línea” – 
      Salwa Hussain Ibrahim, Prof. de Computación e Informática en la Facultad de Ciencias y Humanidades de PSAU en Hotat Bani Tamim (a 100 km de Al-Kharj)
    • “Me gustó que el programa de capacitación se concentraba más en la práctica que en la teoría, sin demasiados materiales escritos. Sin embargo, la tecnología de teleconferencias no era la mejor en esa época y representó un gran reto para mí. También agradezco por todos los materiales y presentaciones de capacitación, y me complació el cómo se impartió la capacitación. La comunicación con el decanato fue excelente y los canales elegidos para la misma fueron muy efectivos. También utilizamos llamadas, WhatsApp y comunicación directa” – Sahar Eizidden, Prof. Adj. de Currículum e Instrucción en la Facultad de Educación de PSAU en Wadi Al Dawasir (a 500 km de Al-Kharj)

     

    Photos by: AFP – Fayez Nureldine