Photo Professor Mark Simpson, Pro Vice-Chancellor (Learning & Teaching), Teesside University

Educación para el mundo laboral: Cómo desarrollar habilidades de empleabilidad en los estudiantes, a través de un aprendizaje que mira al futuro

SHARE THIS POST

Este artículo fue publicado originalmente el 10/23/2017 en E-Learn Magazine. Lea la versión en inglés aquí

Con un aprendizaje orientado al futuro, Teesside University, en el Reino Unido, desarrolla habilidades prácticas en los estudiantes para que formen parte de la fuerza laboral. ¿Cómo mejorar la enseñanza en línea para crear ventajas competitivas en la vida laboral post-universitaria?

La preparación de los estudiantes para el mundo del trabajo no solo se refiere a la enseñanza de los conocimientos propios de cada ocupación, sino también al desarrollo de competencias laborales que permitan una interacción adecuada en el entorno profesional y el éxito en el desempeño de sus funciones. Pasar por alto este tema podría generar grandes vacíos y limitaciones en los recién egresados, que aspiran a conseguir un trabajo y competir en un mundo cada vez más complejo.

Por tal razón, Teesside University ha implementado metodologías encaminadas a que los estudiantes adquieran todas las capacidades y habilidades para generar un impacto positivo en sus lugares de trabajo. En efecto, Teesside University es la principal institución del noreste del Reino Unido en asegurar para sus graduados empleos tanto a nivel profesional, como gerencial. Después de apenas seis meses de graduarse, el 57% de sus estudiantes obtuvo trabajo profesional.

Mark Simpson es el Pro Vice-Chancellor (Learning & Teaching) de esta institución y Jonathan Eaton es Head of Learning and Teaching Enhancement. Juntos han ideado y liderado proyectos innovadores al interior de Teesside University, con un enfoque único en aprendizaje que mira al futuro. En este sentido, ambos compartieron con Blackboard las estrategias que han llevado a cabo para ayudar a los alumnos a desempeñarse mejor tras salir de la universidad.

Uso de un ambiente virtual de aprendizaje inmersivo integrado en Blackboard Learn

Teesside University está entre las instituciones que recibió fondos para trabajar en proyectos innovadores y experimentales que mejoren el aprendizaje y la enseñanza. El Consejo de Financiación de la Educación Superior de Inglaterra (HEFCE, por sus siglas en inglés) le concedió, a través de su Catalyst Fund, el dinero para adelantar un proyecto orientado a mejorar los resultados de empleabilidad de sus estudiantes, a través de un ambiente de aprendizaje inmersivo.

El proyecto, denominado ‘Mejorando los resultados de la empleabilidad a través de un ambiente de aprendizaje inmersivo’, tiene por objetivo evaluar el impacto de las competencias laborales basado en un enfoque experimental de aprendizaje en línea, al tiempo que compromete a los empleadores en el mejoramiento del aprendizaje y la enseñanza y a los estudiantes, a través del co-diseño y la investigación.

Así las cosas, como parte del proyecto, se desarrolló una herramienta basada en principios pedagógicos de aprendizaje experiencial, en asociación con estudiantes y empleadores locales.

Durante una entrevista con Blackboard, Jonathan Eaton afirmó que la herramienta fue integrada a Blackboard Learn, que funciona como un gran complemento ya que permite absoluta interactividad y recrear una experiencia de aprendizaje inmersiva realista en lo que al proceso de selección se refiere, usando videos de actores que interpretan personajes en escenarios particulares.

La herramienta también les permite a los alumnos grabar las respuestas a las preguntas en una entrevista en video y, por lo tanto, revisarlas y reflexionar sobre lo que dijeron. Adicionalmente, las evaluaciones integradas y la retroalimentación dentro del ambiente ofrecen oportunidades para que los estudiantes autoevalúen su comprensión respecto del proceso de selección. Asimismo, se insertan documentos clave para instruir a los estudiantes sobre el proceso de la entrevista.

De igual forma, la herramienta permite a los tutores y administradores recopilar análisis significativos del alumno, incluyendo las tasas de finalización de cada actividad junto con el tiempo de la tarea, compilados a nivel de programa. Los estudiantes reciben constantemente retroalimentación visual de su progreso, tasa de terminación y logros, a través de las diversas características presentes en la herramienta.

Por el momento, la herramienta se está probando con una serie de estudiantes con miras a determinar cómo la inserción de este ambiente inmersivo podría mejorar la adquisición de capacidades por parte de los estudiantes y su confianza, durante el proceso de selección. Este ambiente solo estará disponible para todos los estudiantes cuando se haya determinado el impacto de la herramienta, a través de una evaluación meticulosa.

Compromiso de colaboración de los empleadores

La colaboración entre Teesside University y los empleadores permite el diseño y la estructuración conjunta de las cualificaciones y los estándares de aprendizaje que deben satisfacer los estudiantes para convertirse en empleados competitivos. Eaton destacó que la colaboración entre la universidad y los empleadores ayuda a asegurar que los contenidos de los cursos se ajusten a las necesidades de la industria, y, en consecuencia, garantizar que las habilidades que se les enseñan a los estudiantes sean actuales, de conformidad con las cambiantes demandas de los mercados laborales locales, nacionales e internacionales.

De acuerdo con Mark Simpson, “los estudiantes están muy satisfechos con proyectos como estos, dado que les permiten involucrarse en la creación de proyectos, y descubren que la tecnología no es lo más importante, sino las interacciones entre las personas que son, claramente, valiosas en términos de encontrar un empleo.” En este sentido, los estudiantes se encuentran el centro de todas las innovaciones.

Participación de los estudiantes en el proceso

En Teesside University buscan mejorar la experiencia del estudiante a través de la transmisión de un aprendizaje que mira al futuro, con el objetivo de crear sinergias entre la enseñanza y la investigación. Por ejemplo, existe un programa extracurricular denominado ‘Estudiantes como investigadores’, en el cual los alumnos son financiados para participar en proyectos de investigación con asesoría académica. Se trata de una oportunidad para aprender aspectos de los procesos investigativos, apoyando a los estudiantes para que desarrollen una serie de habilidades incluyendo el trabajo en equipo y el manejo eficaz del tiempo.

Adicionalmente, trabajar de cerca con los estudiantes garantiza que el currículo mantenga su relevancia, dado que no se hace de forma aislada de los estudiantes. La universidad se asegura de que tanto los estudiantes, como los empleadores, estén constantemente proporcionando información acerca de cómo el plan de estudios debe ser estructurado y de cómo los estudiantes deben completarlo.

Práctica del modelo de blended learning

De acuerdo con Simpson, no se debe caer en el error de pensar que la tecnología es una ‘varita mágica’ que lo resuelve todo y dejar de lado la interacción entre las personas, que resulta fundamental a la hora de buscar trabajo. “El sistema de blended learning que nosotros usamos –explica–, pretende utilizar la mejor parte de la tecnología, pero también permite a los empleadores la interacción cara a cara con los estudiantes.”

Uno de los proyectos de Teesside University es Law Clinic, que tiene un doble propósito. Por un lado, proporciona a los estudiantes de derecho una experiencia práctica real en el manejo de casos legales, al tiempo que ofrece un servicio a la comunidad en circunstancias en las que las personas tengan dificultades para pagar asesoría legal y representación. La universidad se ha asociado con varias firmas locales de abogados para ofrecer un servicio de asesoramiento jurídico gratuito. Según Simpson, Law Clinic es un espacio seguro puesto que se encuentra dentro de la universidad. Allí, los estudiantes empiezan a interactuar con potenciales empleadores y, así, cuando salen de la universidad, se sienten más confiados en sus interacciones en el trabajo porque ya han tenido esa experiencia en el pasado.

El uso del sistema de blended learning garantiza que los estudiantes desarrollen habilidades que utilizarán en su vida académica y también para más adelante, puesto que el enfoque no solo se basa en el desarrollo de conocimientos sino también en proporcionar a los estudiantes diferentes habilidades, tales como investigación y análisis de información, trabajo en equipo, creatividad, manejo del tiempo y resolución de problemas. Habilidades que, ciertamente, los prepararán para la complejidad del lugar de trabajo.

Ahora bien, con la intención de integrar el ambiente de aprendizaje tradicional con el digital, Teesside University planea que, para septiembre de 2018, todos sus estudiantes nuevos de primer año tengan un iPad. La idea es que éste pueda ser llevado al salón de clases y que, con él, los estudiantes accedan a recursos interactivos en línea, inicien discusiones o manipulen datos, utilizando aplicaciones precargadas.

Ambos expertos consultados por Blackboard aseguran estar “muy emocionados” por lo que Teesside University les ofrece a futuro, ya que tienen la oportunidad de continuar innovando e implementando estrategias que, además de integrar la tecnología con la educación, preparen a los graduados para crecer en un mundo cada vez, más complejo.

Consejos clave para implementar ambientes de aprendizaje inmersivo

* La creación de entornos de aprendizaje inmersivos debe involucrar a toda la institución y a sus grupos de interés: Esto significa que no se deben limitar al componente académico. El desarrollo colaborativo también debe incluir a los Desarrolladores Educativos, los Tecnólogos de Aprendizaje y los Asesores de Carrera, para garantizar que el producto final apoye a los estudiantes en la generación de impacto en los sitios de trabajo contemporáneos y futuros.

* Trabajar de la mano con los estudiantes y los empleadores: Es muy útil construir una red que estructure los programas, contenidos y demás elementos necesarios para generar competencias laborales, garantizando que se satisfagan las necesidades de la universidad y de las industrias.

Liderando el futuro: Teesside 2020

Teesside 2020 es una ambiciosa estrategia que busca posicionar a Teesside University como una institución líder, con una reputación internacional de excelencia académica y una excelente experiencia de aprendizaje para los estudiantes. También se trata de “reconocer que ponemos a los estudiantes primero y, saber que ellos son el corazón de todo lo que hacemos”, señala Simpson.

Esta misión pretende enriquecer la educación, a través de la investigación y la innovación, mediante el compromiso de las empresas y los profesionales, para transformar vidas y economías.

Teesside 2020 incluye los siguientes objetivos, visión y planes, que se llevarán a cabo en los próximos años:

* Estudiantes y experiencias de aprendizaje: Crear una cultura de aprendizaje y un currículo innovador. Colaborar con los empleadores y las organizaciones para desarrollar competencias laborales y lograr un impacto positivo en la industria y los negocios, y crear espacios de aprendizaje con la mejor tecnología disponible.

* Investigación e innovación: Desarrollar investigaciones de alta calidad en diversas materias y temas interdisciplinarios e integrar la investigación a la metodología de enseñanza para desarrollar habilidades investigativas en los estudiantes.

* Compromiso empresarial y de negocios: Crear una red de empresas y asociaciones académicas para aumentar la tasa de empleabilidad de sus estudiantes al graduarse.

* Estrategia internacional: Aumentar el número de estudiantes internacionales en el campus para tener una comunidad de aprendizaje, culturalmente, diversa y aumentar las oportunidades de educación transnacional para apoyar el intercambio de estudiantes y personal de la universidad.

 

Photos by: AFP – Scott Heppell