Dr. James Nurse, general pediatric consultant at the University Hospital Southampton NHS Foundation Trust, and head of the Child Health module.

Cómo ofrecer experiencias de aprendizaje equitativas en diversas instalaciones de la práctica clínica

SHARE THIS POST

Este artículo fue publicado originalmente el 23 de Ago. De 2018 en E-Learn Magazine. Lea la versión en inglés aquí

Los cursos combinados (blended) son un enfoque eficaz para mejorar el aprendizaje, sobre todo cuando los estudiantes asisten a clases o prácticas en otras instituciones como parte de un módulo. Específicamente en las prácticas clínicas, cada experiencia estudiantil es diferente, y los profesores se esfuerzan por garantizar que todos los alumnos reciban las mismas oportunidades para alcanzar los objetivos del módulo. El Ambiente Virtual de aprendizaje (VLE por sus siglas en inglés) desempeña un papel importante, junto con el aprendizaje combinado puesto que ayudan a garantizar la igualdad de experiencias de aprendizaje entre todos los estudiantes.

En la Facultad de Medicina de la Universidad de Southampton se imparte el módulo de Salud Infantil en conjunto con otros estudiantes de diversos hospitales del Reino Unido y Alemania. El módulo fue uno de los cursos galardonados en los Premios Blackboard & VLE 2018. Este fue presentado por los estudiantes y fue elegido por un jurado que  aplaudió sus características innovadoras y el uso de recursos visuales para mejorar la experiencia de aprendizaje.

Para cubrir las asignaciones necesarias, el módulo se apoya en las instalaciones del Hospital General de Southampton y en otros hospitales asociados. Los estudiantes en el mismo módulo y con objetivos similares están acompañados por médicos de diferentes instalaciones y con diversas oportunidades clínicas disponibles. “Desde el primer instante, yo sabía muy bien que la estructura toma forma gracias al plan de estudios, pero los doctores y los centros educativos son los cimientos. Por eso quise asegurar que hubiera un nivel común de enseñanza, y esto significa que cualquier material proporcionado debe estar disponible para todos los estudiantes y no sólo para algunos. Era muy importante que no hubiese ni un mínimo rastro de injusticia”. Afirma el doctor James Nurse, Head of the Child Health module y General Pediatric Consultant del Hospital Universitario Southampton NHS Foundation Trust.

El Doctor Nurse se unió al Hospital Universitario de Southampton en 2014 y fue nombrado consultor pediátrico general al año siguiente. Cuando estaba aún en su formación pediátrica y realizaba sus primeras rondas clínicas en Southampton, dividió su tiempo entre la atención clínica y las actividades docentes en un módulo de pregrado, lo cual él cree le dio la oportunidad de probar diferentes enfoques educativos. “Para mí, fue una gran oportunidad de aprender teoría educativa. Tuve mucho tiempo para entender lo que podíamos ofrecer con el curso en línea, trabajando con Blackboard Learn y viendo lo que podíamos crear y colocar allí para nuestros estudiantes. Durante mi primer año, pusimos a prueba muchos recursos y enfoques, y analizamos lo que funcionó. El tiempo que tenía a mi disposición me permitió comenzar a desarrollar materiales”.

Aprendizaje basado en simulación

En un módulo no lineal del curso clínico, los profesores no pueden siquiera imaginarse los tipos de experiencias clínicas que los estudiantes tendrán a diario. Por lo tanto, es necesario proporcionar oportunidades iguales de aprendizaje para todos los alumnos, independientemente de su ubicación, y para ello existe una compilación interactiva de síntomas que brindan acceso a una actividad clínica completa y estandarizada, que incluye desde la entrevista al paciente y el examen físico hasta pruebas de laboratorio, diagnóstico y terapia. Las simulaciones son informáticas y se centran en actividades con pacientes virtuales que simulan escenarios de la vida real. También permiten a los alumnos practicar como profesionales, para desarrollar habilidades clínicas tales como el análisis de antecedentes del paciente y la toma de decisiones sobre el tratamiento en un entorno seguro.

Nurse afirma que “este es un reto porque no es un modelo convencional de curso, y el contenido se impartirá de diferentes maneras y en diferentes lugares, pero creo que encontramos formas de complementarlos. En términos de herramientas y recursos visuales, uno de los primeros desafíos fue elaborar los recursos virtuales del paciente, un sistema en tiempo real en el que la universidad se organizó para entregar contenido y recopilar casos diseñados para su lectura, con el fin de asegurarse de que los estudiantes puedan actuar por sí mismos más adelante”.

La facultad tiene como objetivo recrear situaciones reales en las que los estudiantes deben tomar decisiones rápidamente, teniendo en cuenta el diagnóstico diferencial y considerando los síntomas no descritos tal como los aprendieron anteriormente. Él enfatiza que, en este sistema, un médico guía a los estudiantes a través de la presentación clínica de un caso y los alienta, con el uso de videos, preguntas e imágenes, a pensar qué harían en una situación similar. “Estos casos virtuales estimulan a los estudiantes a analizar los casos de una manera más amplia. Hemos utilizado herramientas como CourseCast del sistema Panopto, para grabar videos y garantizar un sistema que permita a los estudiantes revisar los materiales a su ritmo. Estoy particularmente satisfecho con los videos de cardiología pues son muy populares entre los estudiantes, y sabemos que sí los están viendo regularmente”.

Los casos de pacientes virtuales proporcionados por la universidad permiten a los estudiantes ver una variedad de casos que podrían no haber visto en el hospital, por ejemplo si nunca han tratado con un diagnóstico de parálisis o leucemia. El Dr. Nurse menciona que es necesario proporcionar estos recursos dentro de un ambiente virtual de aprendizaje eficiente, para que los estudiantes puedan encontrar rápidamente lo que necesitan. “Si el sitio es fácil de navegar no pierden su tiempo, pues su tiempo es valioso. También es necesario crear materiales de tamaño reducido, para que los estudiantes puedan usarlos en un corto período de tiempo y captar información bastante enfocada”.

Un empujón con las asesorías

Según el Dr. Nurse, los estudiantes tienden a centrarse en la evaluación, por lo que brindarles ejemplos de exámenes anteriores los ayuda a prepararse para sus exámenes, y esto se ha convertido en una iniciativa popular. También menciona que el uso de múltiples medios de representación estimula a los estudiantes a profundizar en el contenido y aprovechar las oportunidades de aprendizaje que ofrecen las instalaciones.

“Usamos el módulo de aprendizaje de Blackboard Learn para proporcionar material con el que los alumnos pueden trabajar, y los ayudamos a prepararlos para la evaluación del módulo: primero viene una evaluación escrita y luego una presentación, para así, darles una idea de lo que podríamos incluir en el examen. La combinación de materiales escritos, imágenes y videos alienta a los estudiantes a pensar profundamente sobre algo que de otra manera podrían tratar superficialmente”, dice el Dr. Nurse.

Retroalimentación

Los comentarios, ya sean proporcionados por los alumnos o generados automáticamente, permiten a los profesores comprender los enfoques más efectivos para el ambiente virtual de aprendizaje. El Dr. Nurse señala que los estudiantes pueden experimentar molestias en cuanto a la retroalimentación cuando constantemente les piden sus opiniones sobre la actividad de aprendizaje. Por lo tanto, se debe evitar eso para garantizar que los docentes logren una información prioritaria de alta calidad. “Debemos ser cuidadosos con lo que les pedimos, pues hay temas sobre los cuales definitivamente necesitamos recibir comentarios, particularmente sobre el curso en general, dados los estándares que debemos presentar al Consejo Médico General, la autoridad que permite a las instituciones otorgar los títulos médicos. Por lo tanto, es útil saber qué hacer, pero también qué no hacer. Algo que aprecio de Blackboard Learn es que nos permite rastrear la actividad de los estudiantes: podemos ver quién hace qué e identificar aquello a lo que deberíamos dedicarle más tiempo”, comenta el Dr. Nurse.

Personal de apoyo

La Universidad de Southampton promueve, a través del equipo de iSolutions Digital Learning, la experiencia técnica que respalda las iniciativas de los profesores para proporcionar a los estudiantes una experiencia de aprendizaje atractiva e innovadora. Los profesores pueden contar con un equipo de personal que incluye expertos en video, artistas gráficos y diseñadores multimedia que colaboran para convertir las ideas en realidad. Los recursos van desde una infografía hasta un curso completo en línea, y ejemplos de innovación y buenas prácticas se comparten a través de conferencias, sesiones de desarrollo profesional y grupos especiales de interés.

“El equipo de Aprendizaje Digital de la universidad nos ofrece capacitación sobre Blackboard Learn, lo cual es de gran ayuda pues nos brindan asistencia técnica donde la necesitamos. El equipo de iSolutions organiza una reunión mensual de e-coffee, y esto es bueno para unir a las personas e invitarlas a que compartan ideas y experiencias. Recientemente tuvimos una clase magistral en VLE donde se reunieron todos los docentes para compartir casos y para saber cómo estaban trabajando en sus módulos de Blackboard Learn y en el VLE”, comenta el Dr. Nurse.

Futuros retos

El Dr. Nurse ve el triunfo de los Premios Blackboard & VLE como una validación del trabajo desarrollado para el módulo de Salud Infantil, y la certeza de haber tomado el camino correcto al proporcionar múltiples recursos para crear la misma experiencia para todos los estudiantes. Nurse también afirma que el premio le da un ímpetu renovado para buscar nuevas ideas para planificar las actividades del próximo año.

“Hay nuevos materiales que quiero desarrollar para apoyar a los estudiantes donde sea que estén trabajando. Estoy muy entusiasmado con la idea de crear un podcast, pues es una herramienta que les permite aprender incluso cuando están ocupados. Pienso que no podemos dormirnos en los laureles, sino que tenemos que seguir innovando y además preservar nuestro material antiguo, siendo cuidadosos de no quedarnos atrás en el uso de los sitios web flash a los que nuestros estudiantes no pueden acceder y asegurándonos de que sea compatible con todos los teléfonos móviles”, concluye el doctor Nurse.

 5 prácticas de oro para obtener un curso exitoso

  1. Ayudar en la preparación del examen. Los estudiantes tienden a enfocarse en la evaluación. Proporcionar ejemplos de prueba previos los ayuda a prepararse para los exámenes y es una iniciativa popular entre los estudiantes. 
  2. Apoyar al personal académico. Brindar apoyo a los profesores en cuanto a la experiencia técnica para mejorar las iniciativas y lograr que los estudiantes obtengan experiencias de aprendizaje atractivas. La Universidad de Southampton cuenta con un equipo que incluye expertos en video, artistas gráficos y diseñadores multimedia que colaboran para dar vida a las ideas de los profesores.  
  3. Retroalimentación. Los comentarios, ya sea de los alumnos o generados automáticamente, permiten a los profesores comprender los enfoques más efectivos para mejorar el ambiente virtual de aprendizaje. 
  4. Aprendizaje basado en simulación. Proporcionar simulaciones informáticas y múltiples medios de representación es una iniciativa efectiva para lograr experiencias de aprendizaje equitativas. El módulo de Salud Infantil ha utilizado este recurso junto con videos, preguntas e imágenes para crear experiencias más amplias y así ayudar a los estudiantes a desarrollar sus habilidades. 
  5. Desarrollar el pensamiento crítico. Se debe alentar a los estudiantes a tomar decisiones y enfrentar los desafíos. En el módulo de Salud Infantil, un médico guía a los estudiantes a través de la presentación clínica de casos y el uso de recursos virtuales, motivándolos a considerar las acciones que tomarían en una situación similar. 

Photos: AFP Glyn Kirk