4 Cuestiones alrededor del Desarrollo de Programas en Línea

SHARE THIS POST

Durante los últimos cinco años, hemos visto que 1.5 millones más de estudiantes eligen estudiar exclusivamente en línea. Si bien la educación superior ha estado en una trayectoria hacia la adopción de un mayor aprendizaje en línea, los eventos actuales han empujado a las instituciones a explorar nuevas posibilidades de la mano del aprendizaje remoto y los programas en línea a un ritmo extremadamente más rápido de lo que muchos concebían originalmente. Como todo lo que una vez conocimos como normal se adapta a nuestra nueva realidad, las instituciones ven la creciente oportunidad de satisfacer las necesidades y expectativas de los estudiantes a través de programas en línea.

Si usted está considerando comenzar o desarrollar programas en línea en su institución, revise estas importantes preguntas y respuestas sobre el desarrollo de programas en línea para ayudarlo a usted, y a sus estudiantes, a encaminarse hacia el éxito.

¿Por qué deberíamos pensar en hacer crecer nuestros programas en línea?

Si bien las matrículas en la educación superior en general han disminuido en los últimos años, una tendencia que se espera que continúe en el futuro, las inscripciones en línea han aumentado año tras año. Antes de que el COVID-19 impulsara aún más cambios hacia el aprendizaje en línea, el porcentaje de estudiantes postsecundarios matriculados exclusivamente en programas en línea creció del 12,8% al 16,3% en los últimos cinco años, y esas cifras siguen aumentando. La inscripción en línea aumentó a un ritmo más rápido el año pasado que en los tres años anteriores, lo que marca el decimocuarto año de crecimiento de las inscripciones en línea.

En otras palabras, la inscripción en línea aumenta año tras año y a un ritmo creciente.

¿Por qué? El estudiante de hoy está cambiando y está recurriendo a programas en línea para satisfacer sus necesidades.

Lo que conocemos como el “estudiante tradicional”, aquellos entre las edades de 17 a 21 años que asisten a universidades de cuatro años y viven en el campus, representan hoy solo el 15% de la población de estudiantes universitarios en los Estados Unidos ¿Quiénes son el 85% restantes? Esta abrumadora mayoría de estudiantes se considera no tradicional (o “post-tradicional”). Este es un grupo diverso de estudiantes adultos, empleados de tiempo completo, estudiantes de bajos ingresos, viajeros y padres que trabajan. Es más probable que estos estudiantes no tradicionales se inscriban en programas totalmente en línea debido a la flexibilidad que les brinda al hacer malabares con múltiples responsabilidades personales y profesionales.

¿Cómo sabemos qué programas poner en línea?

Ahora que vemos el valor de los programas en línea, debemos determinar qué programas deben migrar a en línea. No se deben simplemente copiar / pegar los programas tradicionales a un entorno virtual. Al igual que los estudiantes post-tradicionales no aprenden de la misma manera que sus predecesores, los programas que están estudiando también cambiarán. Tenga en cuenta estos tres factores al elegir qué programas migrar a en línea:

  1. Comprender qué programas están aumentando en demanda tanto desde la perspectiva del estudiante como desde la perspectiva de la fuerza laboral. ¿Dónde se espera que aumenten los puestos de trabajo y las necesidades de mano de obra en los próximos diez años?
  2. Determinar a qué población se está tratando de servir. ¿Su región necesita mayores títulos de licenciatura? ¿Hay empresas con sede en su estado que necesiten más ingenieros con maestrías? ¿Existe una demanda de certificados de formato más corto centrados en el desarrollo profesional?
  3. Ser realista acerca de los programas que su institución tiene el permiso de marca para migrar a en línea y posteriormente fortalecer; si su institución es conocida por su educación y desarrollo, puede ser difícil implementar un programa de seguridad cibernética en línea y convencer a los posibles estudiantes de que deben asistir a su escuela.

¿Por qué debería subcontratar soporte para el desarrollo de mi programa en línea?

El desarrollo y crecimiento de programas y títulos en línea requiere habilidades especializadas que pueden no estar fácilmente disponibles en su institución. Trabajar con un socio puede ayudarlo a poner en marcha un nuevo plan o apoyo y hacer crecer un programa actual más rápido de lo que normalmente podría hacerlo por su cuenta, especialmente si aún no tiene los recursos contratados internamente.

Los socios que están profundamente inmersos en el espacio de la educación superior pueden proporcionar información sobre el mercado y las mejores prácticas a las que su institución puede no tener acceso. Cuando usted encuentre el socio adecuado, puede continuar haciendo lo que mejor sabe hacer mientras se apoya en los mejores servicios de su categoría con un socio subcontratado para brindarle orientación y apoyo justo donde lo necesite.

¿Cuáles son mis opciones para socios de gestión de programas en línea?

Las asociaciones pueden ser muy ventajosas para las instituciones, pero debe encontrar el socio adecuado para usted y sus necesidades específicas. Afortunadamente, las instituciones tienen opciones cuando se trata de encontrar el socio adecuado.

Modelo de participación en los ingresos

Los administradores de programas en línea tradicionales (OPM) utilizan lo que el llamado modelo de participación en los ingresos en el que la OPM realiza la inversión inicial para implementar un programa en línea, así como una inversión continua en marketing y promoción para inscripciones enfocado en el programa. Luego tomarán un porcentaje (generalmente entre el 40 y el 60%) de todos lo ingresado dentro de la matrícula de ese programa en línea. Debido a que la OPM ha invertido tanto de su lado, tienden a requerir mucho control sobre los programas en los que están dispuestos a trabajar junto con el contenido y la forma en que se imparte el curso. Proporcionan poca transparencia sobre la ubicación de las comunicaciones implementadas en nombre de la escuela. Los modelos de reparto de ingresos son relativamente completos en los servicios que brindan, pero es difícil optar por no recibir ningún servicio que pueda ofrecer internamente. Los contratos tienden a ser muy largos (hasta ocho o nueve años), dejando poco espacio para la flexibilidad si algo cambia en cuanto a las capacidades institucionales.

Modelo de pago por servicio

Una buena alternativa es el llamado modelo de pago por servicio, un enfoque que requiere una mayor inversión inicial pero que permite más flexibilidad, transparencia y control propio sobre la estrategia y el enfoque de su programa en línea.

Un enfoque de pago por servicio proporciona una base para un mayor crecimiento y ROI a largo plazo.

Este enfoque desagregado para respaldar los programas en línea le permite brindar los servicios en su área de especialización y subcontratar aquellos en los que necesita un conjunto de habilidades a una escala externa, en lugar de requerir que se registre en servicios que no necesita. Además, con contratos más cortos, un enfoque desagregado de pago por servicio brinda mayor flexibilidad a medida que sus servicios internos para programas en línea cambian y crecen, lo que le permite tener una experiencia de programa en línea adecuada para usted en lugar de ser administrada por un OPM. Lo mejor de todo es que cuando sus programas en línea crecen, se queda con el 100% de los ingresos.

Siguientes Pasos

Si está listo para tomar el control del desarrollo de su programa en línea, obtenga más información sobre las soluciones de experiencia de programas en línea (OPX) de Blackboard, que ofrecen una alternativa flexible y transparente a la OPM tradicional. Ayudamos a las instituciones a optimizar sus esfuerzos en línea y lograr el máximo retorno de la inversión al mismo tiempo que satisfacemos las demandas de los estudiantes actuales.